600 933 600
93 872 35 67 CAT / ENG


Blog

GUARDA COMPARTIDA ¿Es posible establecer un régimen de guarda compartida a iniciativa de un progenitor con la oposición del otro?

Publicado el 29 de junio de 2021

GUARDA COMPARTIDA ¿Es posible establecer un régimen de guarda compartida a iniciativa de un progenitor con la oposición del otro?

 A hoy en día hay pocos precedentes de Juzgados que se hayan podido pronunciar al respecto. Tiene especial relevancia pues la Sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba de 23 de enero de 2018, la que obligó a un padre a asumir la guarda compartida de sus hijos. La Audiencia basó su decisión en la imposibilidad de la madre de seguir haciéndose cargo de los hijos comunes, ya que uno de ellos sufría una grave discapacidad y requería muchos cuidados. El tribunal entendió que la madre se encontraba sobrepasada y que el menor no recibía los cuidados adecuados, por lo que el beneficio del menor requería que el padre tuviera una mayor implicación en el cuidado del hijo.

En cuanto al posicionamiento del Tribunal Supremo, en relación con el Código Civil Español, dijo que el sistema ideado exige que para acordar la guarda y custodia compartida es necesario que concurra petición de parte, argumentando que, de lo contrario, difícilmente puede existir un debate y una prueba contradictoria sobre el régimen de guarda a establecer.

Sin embargo, comentar un caso en el que fue el Ministerio Fiscal solicitó la guarda compartida, pero no los progenitores. En dicha sentencia, el Tribunal Supremo expuso expresamente que para establecer una guarda compartida era necesario que la solicitara uno de los progenitores, ya que es necesario que este tome una decisión razonada garantía de éxito de las medidas en beneficio de los hijos.

En cualquier caso, hay que recordar que a la hora de acordar el régimen de guarda concreto para un menor regirá siempre el principio del interés superior del menor, que prevalecerá por encima de los deseos e intereses de los progenitores. Por tanto, el posicionamiento mantenido por el Tribunal Supremo que impide establecer una guarda compartida si no la solicitan los padres, pone en duda que respete este interés superior del menor.

En conclusión, si bien se debe valorar esta oposición al establecimiento de una guarda compartida junto con el resto de las circunstancias como un factor más, la de decisión final del tribunal deberá tomar siempre teniendo en cuenta cuál responde al interés superior del menor.